Protestas en Reykjavík

Manifestación en Reykjavík

Manifestación en Reykjavík (foto de mbl.is)

En España ya estamos acostumbrados a las protestas callejeras. Ya hay mareas de tantos colores que nos da para elaborar una carta Pantone de la injusticia. Hubo un tiempo, no muy lejano, en que Sol se empezó a llenar de indignados con Islandia como paradigma.

Pues precisamente en Islandia ha habido una nueva protesta multitudinaria. Según hemos leído en medios como el Grapevine o Morgunblaðið, el pasado 3 de noviembre cerca de 5.000 personas se concentraron frente al parlamento islandés llenando la plaza de Aus­turvöl­lur. La gente empieza a estar harta del gobierno y así lo demostró. Por lo que se leía en las pancartas, la gente se reunió para protestar por diferentes razones: desde la corrupción del gobierno hasta el mal funcionamiento de la sanidad y la educación, pasando por la petición de nuevas elecciones. ¿Os suena de algo, mis españolitos?

El cantante y compositor Svavar Knutur se encargó de dar un breve discurso al inicio del evento, exigiendo a los funcionarios electos que hagan su trabajo con integridad, modestia y un mínimo de respeto para la población.

La protesta comenzó a perder fuelle cuando cayó la noche, y a las siete ya se había reducido a unos pocos cientos de personas. La veintena de agentes de policía que había por la zona no interfirieron con los manifestantes, según los medios islandeses.

En este clima de hastío, una encuesta del Market and Media Research (MMR) muestra que la coalición que está en el gobierno, entre el Partido Independiente y los progresistas, cuenta sólo con el apoyo del 33% de la población, el más bajo jamás registrado.

¿Alguien viviendo en Islandia nos da su punto de vista? ¿Tan mal lo está haciendo el gobierno?

Anuncios