Islandia, el país que consume más electricidad del mundo

Bombilla
Islandia, Noruega, Finlandia y Suecia son los países que más electricidad consumen del mundo e Islandia está por encima de todos, según informa la NASA.

El pequeño país ártico lidera el ranking con una media de 52.374 kilovatios-hora por persona al año mientras que los noruegos se quedan con 23.174 kilovatios-hora, los fineses con 15.738 y los suecos con 14.030 kilovatios-hora.

Hay varios factores que disparan el consumo de kilovatios por hora como por ejemplo la presencia de industrias intensivas en energía, abundantes recursos naturales que hacen que la producción de electricidad sea asequible y también la fuerte demanda que causan los largos, fríos y oscuros inviernos en la región. Ahora bien, lo que más consume de todo, son las tres plantas de aluminio que tiene el país y ellas solas utilizan cinco veces más electricidad que todos los habitantes del país.

A pesar de esto, la producción de electricidad en los países nórdicos se basa principalmente en las energías renovables. Sin ir más lejos, Islandia se encuentra entre los diez países con energía limpia, esto es, energía que proviene de fuentes que no emiten gases de efecto invernadero. La generación eléctrica mediante matriz solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, hidroeléctrica e incluso nuclear no producen Dióxido de Carbono (CO2) por lo cual son energías limpias. En Islandia, el 84,3% de energía producida está bajo estos términos, esto implica que se producen alrededor de 14.714 gigavatios por hora de energía limpia y unos 0,3 millones de personas pueden utilizar este tipo de energía en su día a día.

Anuncios

Próxima parada: Game of Thrones Tour

Game of Thrones

Si formas parte del fenómeno fan de Juego de Tronos (Game of Thrones) presta atención, porque la nueva atracción turística en Islandia es un tour por los escenarios más conocidos de la serie.

Jón Þór de la agencia The Travelling Viking cuenta que “la idea surgió en otoño de 2012 cuando el equipo entero de GoT estaba rodando en el norte de la isla. Desde entonces hemos recibido centenares de preguntas acerca de los lugares donde se filmó la serie”. Pero Þór confiesa que antes de firmar el acuerdo con Iceland Travel no había visto ni un solo capítulo. A pesar de esto y después de haberse visto la serie y leer los libros “me he convertido en un adicto”.

Esta misma primavera ya se han empezado a realizar algunos tours por el mítico lago Myvatn pero la aventura de dar un paseo al lado del mismísimo Ned Stark no acaba aquí. Sigue leyendo

ÉG ER GRÆNMETISÆTA (SOY VEGETARIANO)

Come floresIslandia lo tiene todo. Géisers, glaciares, volcanes y cráteres, campos de lava, pozos de barro caliente y manantiales termales (y naturales). Rocas –muchas–, cascadas, lagunas gigantes y, si las condiciones meteorológicas lo permiten, hasta la aurora boreal que se pasea por el cielo de Reykjavík. Suena increíble, ¿verdad? Islandia es un lugar mágico para perderse en un viaje inolvidable, pero ¿qué pasa si eres vegetariano o vegano?

Las especialidades culinarias del país son básicamente carnívoras; como el harðfiskur (pescado seco), hangikjöt (cordero ahumado), Sivd (cabeza de oveja hervida), Hákarl (carne curda de tiburón), sviðasulta (queso de cabeza, conocido también como queso de cerdo), testículos de oveja, morcilla y skyr (un espeso yogur). Sigue leyendo

¿Elfos con sobrepeso?

Islandia, pese a ser el país de los genios, espíritus del aire y la magia, no es del todo perfecto. Sabemos que comen cosas un tanto extrañas y que sus bebidas ponen a prueba algo más que su hígado. Pero, ¿qué sabemos de sus hábitos alimenticios? Un estudio publicado por el Consejo Nórdico muestra que los islandeses son los que padecen más sobrepeso de los pueblos nórdicos. Se ve que no comen ni suficientes frutas ni verduras y tampoco les gusta demasiado hacer ejercicio.

En el informe se midieron también los hábitos alimenticios de Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia. Y los resultados demostraron que Islandia tiene el mayor porcentaje de sobrepeso de los cinco países con un 39% del total de su población. Esto es un dato a tener en cuenta, pues en este pequeño país de hielo viven cerca de 320.000 personas. Sigue leyendo

Bebidas y brebajes a la islandesa

Brennivín, la bebida típica de IslandiaHace algunos meses contábamos algunas de las comidas más típicas de este pequeño país ártico, pero ¿sabemos algo de lo que beben? Quizá creemos que, como en otros países nórdicos, es el agua con gas lo que más triunfa entre los islandeses y quién sabe si después de cada comida están acostumbrados a beber té o café.

La verdad es que si estáis aquí buscando una bebida declarada nacional, no perdáis el tiempo. No hay una bebida universalmente aceptada como bebida nacional islandesa, pero sí brebajes típicos. Algunos cínicos os confesarán que es la Coca-Cola, puesto que en Islandia es el país del mundo donde se consume más cola por habitante –pero la Coca-Cola no es islandesa por lo que tampoco puede ser considerada una bebida nacional.

Si estáis pensando en licores os acercáis algo más. Existe un aguardiente, Brennivín, hecho a base de patatas y con un sabor a alcaravea –una planta de la familia de las umbelíferas, con hojas estrechas y lanceoladas con flores blancas. También es conocido entre los islandeses como “Black Death” (muerte negra) cosa que deja bastante clara el sabor de esta bebida nacional. Muchos ni siquiera lo beben, algunos lo hacen para sentirse más patrióticos y otros optan para enseñar a los turistas lo fuertes que son bebiendo algo imbebible para impresionar. Sigue leyendo

Ég tala ekki islensku (pero me gustaría)

Foto de Anna en ReykjavíkCuando aterricé en Schiphol, Amsterdam, aún me faltaban cerca de seis horas para coger el avión que me llevaría a Keflavík. Estaba sentada en una de esas butacas impersonales de aeropuerto intentando imaginar cómo sería todo aquello; las casas, los paisajes, la gente… Tuve incluso tiempo de crear un plan B en caso de que me equivocara de autobús o me perdiera.

Mi aventura principal se llamaba “campo de trabajo” y vivía con otros voluntarios de distintos países en una de las casitas que la organización Worldwide Friends tiene en Hverfisgata, justo debajo de Laugavegur, una de las calles principales de Reykjavík. Apenas llevaba un par de horas en la capital islandesa y ya estaba tomando mi primera Víking en uno de los locales que visitamos con más frecuencia durante nuestra estancia, el Café Oliver. Lo que me sorprendió de ese lugar fue que durante el día era un sitio familiar, de barbacoas café o té y por la noche era un sitio más de la locura islandesa. Sigue leyendo

El poder de la mujer en Islandia

Oddný Harðardóttir, imagen de la ministra de Hacienda de Islandia“De Islandia sé poco; queda por ahí cerca del Ártico –algo colgado del mapa– y creo que es donde nació Björk de la que solo conservo un LP”. Hay un modelo de crisis que todo el mundo mira. Gritos reivindicativos como “todos los caminos llevan a Islandia” o “yo también soy islandés” son ya conocidos pero pocos saben algo más de lo que se puede escuchar en algunas reuniones de algunos colectivos. Y es que según un índice de datos del Foro Económico Mundial y la ONU ayudaron al Newsweek para coronar a este país como el mejor del mundo para ser mujer.

Hasta los 70 Islandia era un país pobre acostumbrado a vivir de forma austera, incluso la fruta era un lujo. Como en muchos otros países vivieron un boom económico que hizo que los coches de alto standing y las casas se disparasen, todo el mundo viajaba y provocó que la inmensa mayoría de la población viviera al margen de dicho despilfarro. La quiebra de los principales bancos islandeses hizo que la gran deuda del país saliera a la luz y esto terminó con la riqueza y los créditos sin fin. Ni los políticos ni los hombres de negocios querían asumir su parte de responsabilidad y esto despertó la indignación de los ciudadanos que se concentraron ante la puerta del Alþing, su Parlamento. Algunos acusaron como principal culpable de la situación y las decisiones a la testosterona; el Gobierno cayó y en 2009 Jóhanna Sigurðardóttir, fue elegida primera ministra y formó gobierno junto con otros partidos verdes y de izquierdas. En cuatro años –y después de dos referéndums- el pueblo ha expresado que no quiere pagar los miles de euros de la deuda al Reino Unido y Holanda -por los errores de la banca privada ahora nacionalizada-, y el país parece estar saliendo de la crisis. Muchas pistas apuntan que las responsables del “milagro” son las mujeres…

Sigue leyendo